27.6.12

REHABILITACIÓN DE CUBIERTAS (II)

Sistemas Constructivos en Rehabilitación
En la actualidad a la hora de rehabilitar viviendas, se tiende a transformar los espacios bajo cubierta en habitables. Estos espacios que tradicionalmente se dedicaban a trasteros o desvanes se dedican hoy a realizar habitaciones o estudios.
Por esto es muy importante asegurar su habitabilidad, cobrando por tanto especial importancia aspectos como el aislamiento, la impermeabilización, la ventilación o la ligereza de los materiales empleados.
Teniendo esto en cuenta clasificaremos las cubiertas en función del uso final al que estén destinadas.
6.1. Tipos de Cubiertas según el uso final
6.1.1. Habitable (bajo cubierta)
Cubierta caliente o de una hoja.
La rehabilitación de este tipo de cubiertas inclinadas requiere cuatro condiciones básicas:
· Que estén impermeabilizadas.
· Que esén ventiladas.
· Que estén aisladas térmicamente.
· Que los elementos utilizados sean ligeros.
El aislamiento, que puede ser a base de paneles de poliestireno extruido, poliestireno expandido, espuma de poliuretano, etc, debe estar sobre el forjado inclinado (cubierta caliente). Para evitar problemas derivados de las variaciones en presión de vapor y temperatura, es necesario aportar ventilación al aislamiento por lo que sobre este se colocarán las placas impermeabilizantes Onduline Bajo Teja, y finalmente irá la capa protectora exterior de tejas.
De esta forma se realiza una cubierta prácticamente en seco en la que se minimiza el uso de materiales pesados y rígidos, como el mortero, como material de agarre.


6.1.2. No habitable (bajo cubierta)
Cubierta fría: Las condiciones exigibles a una cubierta de este tipo son similares al caso anterior, con una variación. La principal diferencia estriba en que, al no darse uso habitable al espacio bajo cubierta, el aislamiento térmico se instala sobre el forjado horizontal mientras se mantiene ventilado el espacio bajo cubierta, que actúa como cámara de aire.
En cuanto a las condiciones exigibles de impermeabilidad, estas son las mismas que en el caso de espacio bajo cubierta habitable.
6.2. Aspectos básicos en la rehabilitación de Cubiertas
A la hora de rehabilitar una cubierta inclinada acabada en teja cerámica, a pesar de las diferentes situaciones que se pueden plantear (cada rehabilitación es diferente), hay una serie de factores comunes que hay que tener en cuenta a la hora de abordar una obra de este tipo:
· Garantía. Se deben utilizar productos y sistemas garantizados para poder ofrecer la seguridad de que asegure que la rehabilitación es definitiva.
· Ligereza. Los materiales utilizados deben de ser ligeros de forma que no se sobrecargue de peso la estructura antigua del edificio. Este aspecto es muy importante también desde el punto de vista de la seguridad de los instaladores. Siempre es más seguro trabajar con materiales ligeros.
· Facilidad de colocación. En las rehabilitaciones casi nada está en perfecto estado por lo que los sistemas que se utilicen deben ser sistemas simples, que permitan trabajar ágilmente y de forma segura.
· Los sistemas de rehabilitación deben tener un alto grado de adaptabilidad de forma que el mismo sistema pueda ser utilizado para todos los casos y que pueda hacer frente a los imprevistos que surgen en las obras de rehabilitación, independientemente del tipo de de teja, forjado, etc, con pocas o nulas variaciones.
· Todo esto hará que se realice el tejado de una forma rápida, con pocas actuaciones y con seguridad para los instaladores.
· Estética. La mayoría de las rehabilitaciones requieren, incluso en ocasiones lo marcan las normas municipales, mantener una estética acorde con el entorno que les rodea, como en cascos antiguos, barrios con una línea estética definida, etc. También puede ser exigible el respetar la imagen tradicional del edificio, como en los edificios históricos. Por esto los sistemas de rehabilitación deben poder asegurar el mantenimiento de la estética deseada.
6.3. Pasos a realizar en una rehabilitación
6.3.1. Elementos básicos en la rehabilitación de cubiertas
6.3.1.1. Forjado
El forjado de la cubierta puede ser:
· Hormigón.
· Cerámico más capa de compresión.
· Madera. Tarima, tablero, panel sándwich, etc.
6.3.1.2. Aislamiento térmico
El aislamiento puede ser de diversos rígidos como el poliestireno extruido y expandido, flexibles cómo la lana de roca y la fibra de vidrio o proyectados como la espuma de poliuretano.
6.3.1.3. Impermeabilización
La impermeabilización a base de placas Onduline Bajo Teja permite adaptarse a cualquier tipo de forjado con cualquier tipo de aislamiento y a todo tipo de tejas.
6.3.1.4. Acabado, tejas
Hay una variedad muy amplia de tejas de cobertura, siendo las mas comunes las tejas y la pizarra. Las tejas pueden ser clasificadas, en función del material del que estan formados en:
· Cerámicas, mixtas, planas o curvas.
· De hormigón.
6.3.2. Adecuación del forjado
Se revisará del estado de cubierta.
a. El forjado es de hormigón o cerámico:
· Si no está en condiciones, pasaremos al derribo. El material resultante no tiene ninguna utilidad y será transportado a un vertedero.
· Si está en condiciones, lo repararemos, lo sanearemos y lo acondicionaremos intentando dejar la superficie uniforme para facilitar la correcta instalación del resto de los elementos de la cubierta.
b. Si la estructura y el soporte son de madera.
· Si la estructura no está en condiciones, la sustituiremos.
· Si la estructura está en condiciones pero el soporte no, la sanearemos y nivelaremos sustituyendo el soporte por productos como el Panel Sándwich Ondutherm, paneles OSB, tablero aglomerado, etc. En este caso, también es importante obtener una superficie lo más uniforme posible.
· Si tanto estructura cómo soporte se encuentran en buenas condiciones, este se regularizará para facilitar la instalación del resto de elementos de la cubierta.
6.3.3. Colocación del aislamiento térmico
Una vez tenemos el soporte en la condiciones necesarias, colocaremos el aislamiento térmico elegido. Dicho aislamiento se instalará siguiendo las instrucciones de colocación y precauciones (incidencia de los rayos ultravioleta, temperaturas máximas y mínimas de instalación, humedad del soporte, etc.) a tener en cuenta e indicadas por el fabricante.
En el caso del panel sándwich, el aislamiento lo incluye el propio producto, por lo que se evita este proceso, reduciendo el coste de instalación y evitando los posibles daños que puede sufrir el aislamiento antes de su protección por una capa impermeabilizante (absorción de agua, daños mecánicos, degradación UV...).
6.3.4. Colocación de la impermeabilización Onduline Bajo Teja
Las placas impermeabilizantes Onduline Bajo teja serán elegidas en función del tipo de teja que vayamos a emplear. Asimismo, las fijaciones a usar serán las prescritas por Onduline para el tipo de soporte sobre el que han de instalarse.
Aspecto básicos:
· En condiciones normales, la pendiente debe estar entre el 7 y el 70% para sistema con teja curva, y entre el 7 y el 100% para los sistemas con teja mixta plana y de hormigón.
· Las placas se fijará mecánicamente al soporte, clavando por la parte alta de la onda.

· Con tejas curvas, para pendientes inferiores al 60% se necesitan 3 fijaciones por m2. Para pendientes superiores 3,5 por m2.


· Con tejas mixtas, planas o de hormigón, el tamaño estas determina el número de listones por tanto el número de fijaciones. Aproximadamente 8 por m2.


· Para pendientes superiores al 10% el solape será de15cm. Para pendientes inferiores al 10% el solape será al menos de 20cm.
· Los encuentros entre placas se resolverán con lámina autoadhesiva Ondufilm.

6.3.5. Colocación del acabado. La teja
Las tejas, como norma general, serán instaladas siguiendo las recomendaciones del fabricante.
Tejas curvas
Serán instaladas de la manera tradicional, aprovechando la plantilla creada por las placas impermeabilizantes Onduline Bajo Teja, sobre la cual se apoyarán las tejas canales.
El pegado de las tejas cobijas se puede realizar de varias formas.






En todos los casos el elemento de fijación se debe aplicar en las zonas de contacto de las tejas canal con las tejas cobija, de forma que se permita la aireación de la cubierta, tanto entre el soporte y las placas Onduline Bajo Teja como entre estas y las propias tejas.
Las masilla proporciona el pegado elástico de las tejas, que evita que estas se despeguen por movimientos estructurales o por cualquier tracción realizada sobre la misma (pisadas, acción de pájaros o condiciones climatológicas extremas).
El pegado con masilla es muy ligero, algo muy importante en rehabilitación.
Tejas planas, mixtas, de hormigón y pizarra Los fabricantes de tejas recomiendan el empleo de listones para la instalación de este tipo de tejas, pues facilitan su instalación y mejoran su ventilación, alargando su vida.
Las tejas mixtas, planas o de hormigón, se instalarán sobre el sistema Onduline BT-50 más listón. Los listones pueden ser plásticos, de madera o metálicos.
Se instalarán a la distancia que marque la medida de las tejas.
Estas tejas pueden ser:
· Apoyadas sobre los listones, sin otro material de fijación.
· Pegadas elásticamente al listón.
Fijadas mecánicamente al listón en el caso de ser de madera o metálico.
El pegado con masilla proporciona una fijación elástica, lo que evitará que las tejas se despeguen por movimientos estructurales o por cualquier tracción realizada sobre la misma (pisadas, acción de pájaros o condiciones climatológicas extremas.
El pegado con masilla es muy ligero, algo muy importante en rehabilitación.
Onduline suministra un listón plástico de fabricación propia. El listón Onduline ofrece numerosas ventajas
si lo comparamos con los tradicionales de madera o metálicos:
· Ligereza: Listones de estructura hueca reforzada. Como ya se ha comentado, el empleo de materiales
ligeros se traduce en mayor seguridad para el instalador.
· Imputrescible e inoxidable. No se ve afectado por el agua o agentes biológicos.
· Estabilidad dimensional. Todos los listones son rectos e iguales.
· Resistencia. Sus dimensiones y estructura interna lo hacen altamente resistente a la flexión.
La pizarra será instalada con listón de madera y gancho, cómo se ha venido haciendo tradicionalmente.
6.3.6. Remates
La correcta realización de los remates es fundamental en la rehabilitación de una cubierta, pues es en estas áreas donde, por su especial configuración:
· Es más fácil la acumulación de nieve o agua en recrecidos, etc.
· Puede producirse el retorno del agua en zonas planas.
· La acción del viento puede forzar el paso del agua a través de áreas no selladas.
Además de las señaladas, pueden producirse otras situaciones en las que se pueda desbordar o sobrepasar la barrera impermeabilizante, causando graves daños en el soporte. Para evitar estos problemas, los remates de alero, cumbreras, chimeneas, encuentros con paredes, etc... , se realizarán de la manera siguiente:
· En la parte alta de los encuentros (más cercana a cumbrera), se retranqueará, bajo la placa Onduline, la cinta bituminosa Ondufilm, a fin de evitar retornos y recoger el agua que pueda proceder de las placas Onduline Bajo teja. Si se trata de un encuentro con un elemento vertical, la cinta Ondufilm se instalará también en el elemento señalado, hasta una altura que nos asegure la protección ante un caudal de agua importante.
· En los encuentros en los que el elemento vertical está por encima del remate y sus laterales, la cinta Ondufilm se solapará sobre las placas Onduline Bajo Teja, a fin de evacuar la posible filtración sobre la impermeabilización.
Una vez realizados los remates de la capa impermeabilizante formada por las placas Onduline Bajo Teja, se procederá a rematar la cubierta de la manera tradicional mediante la instalación de baberos metálicos. Puede encontrarse más información sobre la realización de remates y encuentros en el manual de instalación Onduline Bajo Teja.