17.7.12

PRINCIPIOS BÁSICOS PARA COLOCACIÓN DE PIZARRA (II)

5 Estructura de la cubierta
La estructura de la cubierta o armazón es auténticamente la cama o soporte sobre el que se fijará la pizarra. Formada por diferentes faldones o planos inclinados, líneas y quiebros (descritos en el capítulo 1), la estructura de cubierta presenta distintas especificaciones constructivas según sea el material empleado en su construcción.
Madera y hierro
Permiten la construcción de cubiertas de poco peso e incluso aprovechar el espacio bajo cubierta. No son aconsejables para pendientes inferiores a 31º (60%).
Tanto si para su construcción se han empleado cabrios de madera como de hierro, la estructura de cubierta deberá terminarse con un entarimado de madera preferentemente “a la junta”. Es recomendable que las tablas tengan un grosor de 25 mm. como mínimo, un ancho entre 150 y 200 mm. y que los cabrios de apoyo se coloquen a una distancia entre ejes de 600 mm. como máximo.


Otra alternativa de uso menos frecuente es la sustitución del entarimado por el enrastrelado.
En este caso se fijará directamente el rastrel sobre los cabrios, a razón de que cada rastrel se corresponda por cada parte vista de pizarra. Es recomendable que los rastreles tengan una sección de 60 x 30 mm. y que se coloquen de forma plana sobre cabrios separados 410 mm. entre ejes como máximo. Las partes salientes como son los voladizos y los aleros deberán ir en cualquier caso entarimadas para evitar el empuje del viento. Por esta misma razón, no se recomienda esta estructura de cubierta en alta montaña ni en zonas muy azotadas por vientos fuertes.


Forjado cerámico
Las estructuras de forjado cerámico y también las formadas por tabiquillos y tablero cerámico poseen la ventaja de su incombustibilidad, estabilidad y duración. No obstante, para la colocación de la pizarra deben realizarse algunos trabajos preparatorios para conseguir la cama o soporte más adecuado:
RASTREADO HORIZONTAL
Sobre la capa de mortero que habrá servido para nivelar y maestrear adecuadamente los faldones, mansardas y demás partes de la cubierta, se clavan rastreles en horizontal a razón de uno por cada parte vista de la pizarra.
Los rastreles serán de 40 x 20 mm. como mínimo y se colocarán de forma plana sobre el mortero. Esta alternativa ofrece una gran seguridad y permite la ejecución de remates con mucha exigencia de detalle, dejando a su vez una cámara de aire entre la pizarra y el forjado.


RASTREADO VERTICAL Y HORIZONTAL
En mansardas y en cubiertas con mucha pendiente éste es un sistema obligado. Los rastreles verticales, que serán de 50 x 25 mm. como mínimo, se colocarán de forma plana sobre una capa de mortero rico bien nivelado. Sobre éstos se instalarán los rastreles horizontales siguiendo las recomendaciones ya descritas.
RASTREADO VERTICAL Y ENTARIMADO
Es básicamente la propuesta anterior aunque sustituyendo los rastreles horizontales por un entarimado de tablas capaces de soportar los ganchos y clavos de fijación de la pizarra. Esta solución permite obtener una cubierta ventilada.




Estructuras aligeradas
Reciben este nombre las formadas por elementos estructurales (cabrios, etc.) convencionales de madera o hierro y cama o soporte formado por tablero autoportante o panel sándwich, tipo Thermochip.
El uso de paneles sándwich para la construcción de la cama ofrece una serie de ventajas que deben ser consideradas: permite un aprovechamiento óptimo del espacio bajo cubierta, incorpora el aislamiento térmico y acústico, es hidrófugo por el exterior y puede presentar la cara interior con acabado decorativo (madera barnizada, melamina, etc.) o tableros de diversos tipo e incluso yeso laminado. La colocación de la pizarra puede hacerse directamente sobre el panel con ganchos y/o clavos. Del mismo modo puede colocarse un enrastrelado vertical y horizontal, como en el forjado cerámico, para obtener así una cubierta ventilada.


6 Remates de cubierta
Se presentan a continuación una serie de soluciones constructivas gráficamente representadas y que corresponden a las situaciones que con mayor frecuencia pueden encontrarse en la construcción de una cubierta de pizarra.
Cumbrera oculta


Cumbrera de zinc visto


Cumbrera de plomo


Limatesa


Arista perdida


Limahoya cerrada


Limahoya


Lima de costado con paramentos revestidos de pizarra


Lima de costado con chimeneas o muros no revestidos


Lateral


Goterón especial


Goterón cuadrado


Canalón de pesebre


Canalón colgado


Remate de ventana


7 Accesorios de cubierta
Cortanieves


Gancho paranieves


Tronco paranieves


8 Aislamiento y ventilación de la cubierta
Por las características técnicas especiales del material y en orden a su adecuada funcionalidad para la puesta en obra del mismo, cuando se precise dotar a la cubierta de un aislamiento térmico recomendamos el empleo de planchas aislantes, tipo
Styrofoam , colocadas bajo la pizarra de la manera que se indica.




El empleo de un rastrel de altura superior al grosor del aislamiento permitirá crear una separación que actuará como cámara de ventilación, siempre que se prevean las entradas y salidas que no impidan la circulación del aire.
De igual manera, e independientemente de la necesidad de incorporar aislamiento, en aquellas circunstancias en las que es aconsejable la circulación de aire bajo la cubierta, se procederá a la colocación de un doble rastrel y de las correspondientes cumbreras y goterones especiales para ventilación.