20.2.12

CUBIERTA PLANA INVERTIDA (II)

6 CONTROL DE LAS CONDENSACIONES
La posición de la impermeabilización en cubierta invertida, bajo el aislamiento, permite que cumpla a la vez la función de barrera contra el vapor. Por consiguiente, el sistema de cubierta invertida elimina virtualmente cualquier riesgo de condensación intersticial ya que la membrana contra el vapor se mantiene caliente y muy por encima del punto de rocío.
Si la protección pesada es “abierta a la difusión del vapor”, al contar con una sola capa impermeable en toda la sección de la cubierta, se evita la posibilidad de formación de una “trampa de agua” (como pudiera ocurrir en una cubierta convencional con barrera contra el vapor e impermeabilización) que deteriore los materiales.
El método para predecir la aparición o ausencia de condensaciones se basa en la construcción de las gráficas de perfil de temperaturas y de presión de vapor (presión de saturación; presión efectiva) a través del cerramiento, la cubierta en este caso.
El procedimiento de cálculo viene descrito en la norma europea EN 13788, (basada en el diagrama GLASER de presiones de vapor).
La información necesaria para la realización del cálculo es la siguiente:
• temperatura y condiciones higrométricas interiores y exteriores.
• conductividad térmica (o resistencia, en su caso) de cada capa.
• resistividad a la difusión del vapor de agua (o resistencia, en su caso) de cada capa.
• espesor de cada capa de la cubierta.
Utilizando esta información se obtiene el perfil de presión de vapor a través de la cubierta. Si la línea de presión efectiva alcanza a la de saturación (o, dicho de otro modo, si la línea de temperatura efectiva alcanza a la de punto de rocío), la condensación tendrá lugar en la cubierta, y en el plano de condensación donde las gráficas son tangentes.
Hay que resaltar que cuanto mayor sea la resistividad al vapor de agua de un material aislante, menor será el riesgo de condensación. Las planchas de XPS presentan una buena resistividad (factor μ = 100 a 200, según espesor de plancha -más elevado cuanto menor sea el espesor-)

7 COMPORTAMIENTO ANTE CARGAS
Junto a los valores de resistencia a la compresión “a corto plazo”, válidos para caracterizar los diferentes productos de poliestireno extruido (XPS) en cuanto a control de calidad y certificación (así, p. ej., respecto de la norma UNE –EN 13164), hay que considerar la fluencia o deformación “a largo plazo” bajo carga permanente.
En los métodos de ensayo y cálculo para determinar la fluencia, como UNE EN 1606, se admite una deformación máxima del 2% en un plazo de hasta 50 años. En el caso de las planchas de poliestireno extruido se asegura no sobrepasar tal deformación aplicando un factor de seguridad de 3 al valor obtenido como resistencia a compresión “a corto plazo”: 300/3 = 100 kPa (1
kp/cm 2).
8 NORMATIVA Y CERTIFICACIÓN
• CTE “Código Técnico de la Edificación”- Documento Básico HE Ahorro de Energía - DB HE-1 Limitación de demanda energética”
• CEC “Catálogo de elementos constructivos del CTE”.
• UNE-EN 13164, “Productos aislantes térmicos para aplicaciones en la edificación. Productos manufacturados de poliestireno extruido (XPS). Especificación”.
• CTE “Código Técnico de la Edificación- Documento Básico HS Salubridad – DB HS-1 “Protección frente a la humedad”.
• Certificación - Marca AENOR según UNE-EN 13164.
• Evaluaciones de Idoneidad Técnica
9 ELEMENTOS DE UNA CUBIERTA PLANA INVERTIDA
Los elementos integrantes de una cubierta plana invertida son los que se relacionan a continuación:
• Forjado ó soporte resistente
• Capa de formación de pendientes1
• Impermeabilización
• Capa separadora antiadherente
• Aislamiento térmico
• Capa separadora antipunzonante
• Capa de acabado
Además, allí donde sea necesario se utilizarán capas auxiliares para:
• Proporcionar protección física o química
• Actuar como capa filtrante
• Actuar como capa drenante
• Actuar como capa ignífuga
En una cubierta plana invertida, la membrana asfáltica junto con el aislamiento térmico de poliestireno extruido, son los elementos encargados de proporcionar las condiciones de habitabilidad y confort en el interior de la vivienda.
10 PUESTA EN OBRA
Para la puesta en obra de los sistemas diseñados con cubierta plana invertida, se tendrán en cuenta los siguientes criterios generales:
CAPA DE FORMACION DE PENDIENTES
En caso de requerirse, la capa de formación de pendientes tendrá una resistencia a la compresión ≥ 200 kPa (20.000 kg/m2).
El CTE establece una pendiente mínima del 1%. Se podrán realizar cubiertas con pendiente comprendida entre el 0% y el 1% siempre que se disponga de un Documento de Evaluación Técnica que lo avale.
IMPERMEABILIZACIÓN
• Capa de imprimación Para sistemas no adheridos se imprimarán las siguientes zonas:
- Encuentro con paramentos: el faldón en una anchura no menor que 15 cm, y el paramento en una altura tal que sobrepase en 20 cm o más, el punto más elevado que se prevé alcance la protección;
- Encuentro con sumideros: una banda de 30 cm de anchura, como mínimo, que cubra el borde externo de los sumideros.
- Juntas de dilatación: una banda de 30 cm de anchura, como mínimo a cada lado de la junta.
- Encuentro con elementos emergentes (chimeneas, tubos, etc.): unas bandas continuas que cubran el faldón en una achura no menor que 15 cm y la parte inferior del elemento hasta la altura a la que llegue la banda de terminación.
Para los sistemas adheridos, además de las superficies especificadas para los sistemas no adheridos, se imprimará toda la superficie de la cubierta.
• Membrana impermeabilizante
Para sistemas monocapa no adheridos, las láminas deben adherirse en los solapes y al soporte en los puntos singulares. Los solapes longitudinales tendrán una anchura mínima de 8 ± 1 cm, excepto para cubiertas con pendiente igual a 0%, en cuyo caso tendrán una anchura de 12 cm.
Los solapes transversales tendrán, como mínimo 10 ± 1 ó 12 cm según los casos anteriores.
Para sistemas bicapa no adheridos, sobre las láminas de la primera capa, se adherirán totalmente las láminas de la segunda capa mediante calentamiento, sellando sus solapes.
Además la membrana deberá adherirse en los puntos singulares.
La colocación de las dos capas de láminas debe hacerse en la misma dirección. Las láminas de la segunda capa deben tener sus solapes longitudinales de tal manera que queden desplazados con respecto a los de la primera en una longitud aproximadamente igual a la mitad del ancho de la lámina, menos el ancho del solape (a cubrejuntas). En consecuencia, el ancho de la primera hilera de la segunda capa debe ser aproximadamente igual a la mitad del ancho del rollo.
Los solapes longitudinales y transversales de ambas capas tendrán una anchura de 8 ± 1 cm.
Para sistemas monocapa adheridos, la lámina debe colocarse soldándola por calentamiento sobre la imprimación de la base. Los solapes longitudinales tendrán una anchura mínima de 8 ± 1 cm, excepto para cubiertas con pendiente igual a 0%, en cuyo caso tendrán una anchura de 12 cm. Los solapes transversales tendrán, como mínimo 10 ± 1 o 12 cm según los casos anteriores.
Para sistemas bicapa adheridos, las láminas estarán adheridas al soporte y entre sí, soldando sus solapes. Los solapes longitudinales y transversales de ambas capas tendrán una anchura de 8 ± 1 cm como mínimo.
AISLAMIENTO
Serán placas de poliestireno extruido según UNE-EN 13164. Se colocarán a rompejuntas y sin huecos, entre paneles, superiores a 0,5 cm.
Las placas se podrán colocar en una o varias capas.
En los puntos de paso de conductos, donde la cubierta quede perforada, las placas aislantes pueden ajustarse empleando para ello las herramientas de corte habituales (cuchillas, sierras, etc.), con cuidado de no dañar la membrana impermeabilizante.
En los puntos de unión con petos o paramentos continuos verticales, las placas aislantes deben ajustarse al encuentro con el muro.
En las juntas de dilatación, las placas aislantes colocarán a testa.
El bajo coeficiente de dilatación del aislamiento permite, mediante esta forma de colocación, reducir los efectos de posibles puentes térmicos.
PROTECCIONES
El diseño de la capa de protección deberá tener en cuenta lo establecido en el CTE, Documento Básico SE-AE “Seguridad Estructural. Acciones en la edificación, para evitar que la acción del viento la levante.
De utilizar grava como capa de protección, debe emplearse árido de canto rodado, Ø 16-32 mm, lavado, con un espesor recomendable igual al del XPS, y un mínimo de 5 cm (en cualquier caso se calculará según las exigencias del DB-AE “Acciones en la edificación”). Se aumentará el espesor de la capa en las zonas más expuestas, tales como bordes, esquinas, etc.
Las cubiertas visitables únicamente a efectos de su mantenimiento, (limpieza de chimeneas, inspección de sistemas de ventilación) deberán estar provistas de caminos de circulación realizados, preferentemente, con baldosas aislantes.
CAPAS AUXILIARES
Se colocarán allí donde se precise y se solaparán un mínimo de 10 cm.
Como capa antiadherente se utilizará un geotextil sintético o un velo de vídrio.
Como capa antipunzonante se utilizará un fieltro adecuado a los requisitos de resistencia al punzonamiento.