23.1.13

COMO AHORRAR ENERGÍA CON LA DOMÓTICA

Introducción
La domótica controla y automatiza la gestión inteligente de la vivienda. Aporta confort, comunicación y seguridad, además de gestionar eficiente-mente el uso de la energía, favoreciendo el ahorro de agua, electricidad y combustibles.
Mediante la incorporación de sistemas domóticos en su hogar, podrá gestionar inteligentemente la iluminación, climatización, agua caliente sanitaria, el riego, los electrodomésticos, etc., aprovechando mejor los recursos naturales, utilizando las tarifas horarias de menor coste, y de esta manera reducir su factura energética mientras gana en confort y seguridad (véase la figura I.1).

FIGURA I.1. Los sistemas domóticos ayudan a ahorrar electricidad, combustibles y agua

Además, mediante el uso de un sistema de monitorización de consumos, podrá ser consciente del consumo energético de su hogar. Esta funcionalidad de la domótica le aportará la información necesaria para modificar sus hábitos e incrementar su ahorro y eficiencia.
Con esta guía, la Asociación Española de Domótica (CEDOM) quiere darle a conocer la contribución de la domótica al ahorro de energía y fomentar el consumo responsable de la misma entre los ciudadanos.
Desde un punto de vista social, el ahorro y la eficiencia energética no sólo aseguran el abastecimiento energético y mejoran el medio ambiente, sino que también ayudan a incrementar la competitividad del sector industrial, beneficiando el aumento del Producto Interior Bruto del país.
A lo largo de los diferentes apartados que componen esta guía le informaremos sobre cuál es el consumo energético doméstico en España, y qué coste anual supone para una familia media. Asimismo, usted descubrirá cómo la domótica puede ayudarle a ahorrar energía y dinero, mientras gana en confort y seguridad. Por último, le proporcionaremos las referencias necesarias para que sepa a quién debe dirigirse si desea instalar un sistema domótico.
1. El consumo energético doméstico en España
Según los datos que aparecen en la Guía práctica de la energía. Consumo eficiente y responsable, publicada en el 2007 por el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía), los españoles cada vez consumimos más energía. A nivel mundial, al ritmo actual, sólo se tardarán 35 años en duplicar el consumo de energía y menos de 55 años en triplicarlo.
El consumo de energía de las familias españolas supone ya un 30% del
consumo total de energía del país, repartiéndose casi a partes iguales entre el coche privado y la vivienda (el 18% corresponde al consumo doméstico). Cada hogar es responsable de producir hasta 5 toneladas de CO2 anuales.
Las familias españolas, con sus pautas de comportamiento, son decisivas para conseguir que los recursos energéticos se utilicen eficientemente. El potencial total de ahorro de energía en las viviendas para 2020 está calculado en un 27% según el Plan de Acción para la Eficiencia Energética (2007-2012) del IDAE.
En cuanto al consumo eléctrico, un hogar medio consume unos 4 000 kWh al año. Suponiendo que en un hogar el único suministro de energía fuera la electricidad, el consumo quedaría repartido según se explica en la figura 1.1.

FIGURA 1.1. Reparto del consumo eléctrico doméstico –datos correspondientes al año 2005–

2. El coste del consumo energético de los hogares españoles
Además de la necesidad de reducir el consumo de energía para contribuir a la disminución de la contaminación, se debe tener en cuenta el factor económico. El coste del consumo energético de los hogares españoles para una familia supone al año unos 900 €, distribuidos según se explica en la figura 2.1.

FIGURA 2.1. Consumo energético de un hogar español (euros/año) –datos correspondientes al año 2005–

España importa el 75% de la energía primaria que consume, frente al 50% de media de la UE 1. Un menor consumo implicaría reducir la dependencia energética de España respecto al exterior.
Los precios de la electricidad, el agua, y los combustibles como el gas natural evolucionan con una tendencia alcista como consecuencia del carácter perecedero de las energías no renovables y el imparable incremento de la intensidad energética (indicador que relaciona el consumo de energía y el Producto Interior Bruto). En los últimos 5 años el precio del gas y la electricidad han aumentado en torno a un 15% (véase la figura 2.2).

FIGURA 2.2. Evolución del precio del gas y la electricidad

3. La domótica hoy
La esperanza de vida se ha incrementado, con el consecuente envejecimiento de la población y el aumento de “jóvenes” inactivos (población de 55 a 65 años). Las estructuras familiares están cambiando, el teletrabajo y la enseñanza on-line son cada vez más habituales, además están surgiendo nuevas necesidades de comunicación, así como de incremento de la seguridad de personas y bienes.
L a domótica permite dar respuesta a los requerimientos que plantean estos cambios sociales y las nuevas tendencias de nuestra forma de vida, facilitando el diseño de casas y hogares más humanos, más personales, polifuncionales y flexibles.
El sector de la domótica ha evolucionado considerablemente en los últimos años, y en la actualidad ofrece una oferta más consolidada. Hoy en día, la domótica aporta soluciones dirigidas a todo tipo de viviendas, incluidas las construcciones de vivienda oficial protegida. Además, se ofrecen más funcionalidades por menos dinero, más variedad de producto, y gracias a la evolución tecnológica, son más fáciles de usar y de instalar. En definitiva, la oferta es mejor y de mayor calidad, y su utilización es ahora más intuitiva y perfectamente manejable por cualquier usuario. Paralelamente, los instaladores de domótica han incrementado su nivel de formación y los modelos de implantación se han perfeccionado. Asimismo, los servicios posventa garantizan el perfecto mantenimiento de todos los sistemas.
En definitiva, la domótica de hoy contribuye a aumentar la calidad de vida, hace más versátil la distribución de la casa, cambia las condiciones ambientales creando diferentes escenas predefinidas, y consigue que la vivienda sea más funcional al permitir desarrollar facetas domésticas, profesionales, y de ocio bajo un mismo techo. Todo ello hace que se aproveche más el tiempo que pasamos en casa, que hoy día tiende a ser cada vez menor.
4.La domótica aporta calidad de vida
La domótica facilita la gestión integrada de los diferentes dispositivos delhogar: la iluminación, los toldos y persianas, la calefacción, el aire acon-dicionado, los sistemas de riego, los sistemas de seguridad, etc.Mediante una consola portátil o incluso con el mando de la televisión,podrá controlar todo el sistema domótico cómodamente desde su sofá. O silo prefiere, también podrá hacerlo desde el ordenador de su oficina a travésde Internet, o desde la entrada de su casa con el vídeoportero, o desdecualquier lugar con su móvil o portátil.Además, la domótica actúa de forma inteligente ya que permite programardiferentes escenarios que se ajusten a sus necesidades (véase la figura 4.1).

vidaFIGURA4.1.Interacción entre el usuario y el sistema domótico