26.1.11

SUELO RADIANTE: NORMAS DE SOLADO

No utilizar nunca relleno de arena para igualar alturas. Emplear una mezcla pobre de cemento con arena arlita o cualquier tipo de mortero autonivelante.
La temperatura mínima para los trabajos de solera y solados debe ser de +5º C.
Evitar siempre un secado rápido del mortero de la solera. La resistencia de la solera depende principalmente de la composición del mismo, la forma de echarlo y del cuidado que se ponga en el secado.
El vertido del mortero de solera con la calefacción no ofrece dificultad, ya que los “tochos” de apoyo del elemento base Polytherm ofrecen una base segura para tablones sobre los cuales se puede transportar fácilmente el mortero.
El mortero de la solera se prepara con cemento, arena de río lavada (máx. 8 mm. de diámetro de grano) y aditivo(1/3 litro de aditivo por cada saco de
cemento de 35 Kg.) que se añade al agua de amasado.
El espesor del mortero por encima de los tubos y hasta
la parte inferior del pavimento debe estar entre 25 Y 45 mm. El mortero hace de placa de distribución de cargas. Con cargas mayores a las normales en viviendas (1,5 KN / m2) puede ser necesario un mayor espesor de mortero. La utilización de soleras de alta resistencia e incluso el armado de las mismas reduce el riesgo de fisuras.
Si después del secado aparecen fisuras en el mortero de la solera, estas deben de sellarse con resina antes de la colocación de los pavimentos para evitar que estas grietas se transmitan al pavimento.
Controlar la tira lateral para que no esté dañada o haya zonas sin cubrir. La tira lateral absorbe las posibles dilataciones del solado y evita la transmisión de calor y ruido a las paredes. En los suelos cerámicos, terrazo, gres, piedra natural, cemento y parquet, etc. Después de haber colocado el pavimento se cortará al ras de éste la parte sobrante de tira perimetral (esa junta queda cubierta con rodapié).
Colocar siempre las juntas de dilatación en todos los pasos de puertas. Esta junta afecta a la solera y el pavimento para que cada local sea un elemento flotante independiente.
Las superficies a cubrir sin juntas de dilatación no deben exceder de y 8 m de longitud (lateral) 40m2 de superficie según (DIN 18560, parte 2). También se deben colocar juntas cuando la longitud sea el doble (o superior) que el ancho en todas aquellas estancias con formas irregulares. Ej.: (En forma de L). Dejando las superficies lo más cuadradas posible.
Las juntas de dilatación del edificio deben ser respetadas íntegramente en toda su altura, ancho y longitud.
La forma más usual de solar es:
1. Para usar cemento cola para pegar el pavimento la solera debe estar perfectamente nivelada, puesto que, si hay espesores distintos del cemento cola, al ser un material con una alta retracción puede romper o fisurar el pavimento. Si es necesario echar primero una capa de nivelación y a continuación solar con una capa fina uniforme(No con pegotes).
2. Usar pegamentos adecuados para cada pavimento y aptos para calefacción por suelo radiante (Se recomienda cementos cola flexible).
3. El mortero se debe proteger como mínimo durante 10 días contra un secado rápido, corrientes de aire y radiación directa del sol, etc.
4. Los pegamentos de suelo o pavimento sobre una base bituminosa no son adecuados.
5. Recomendamos que la colocación final del suelo o pavimento se haga cuando el mortero ya esté completamente seco o con un grado de humedad no superior a 2,5%. Con suelo de madera (parquet o tarima) es imprescindible
mantener este punto y que el grado de humedad de la madera nunca supere el 11%. Es conveniente almacenar la madera en los mismos locales donde se vaya a instalar unos cuantos días antes de su colocación.
6. El suelo o pavimento no se debe colocar hasta pasados 28 días después de vertido el mortero de la solera(Comprobando antes la colocación de los pavimentos el correcto grado de humedad de dicha solera).
7. Si por condiciones de obra y para alcanzar el grado de humedad de 2,5% en el plastón fuera imprescindible calentar el mismo, este proceso se debe realizar de la siguiente forma:
1- Esperar como mínimo 21 días como hemos indicado anteriormente.
2- Durante 2-3 días mantener la temperatura de entrada de agua a los circuitos aprox. a 25ºC. A continuación aumentar progresivamente durante varios días la temperatura del agua hasta alcanzar los 45ºC. Mantener esta temperatura varios días y después apagar la calefacción. Cuando se haya enfriado comprobar la humedad de la solera y si es correcta puede procederse a la colocación de los pavimentos.