21.1.11

SUELO RADIANTE: CONCEPTOS

La climatización por superficie es un sistema emisor estructural estático que se puede utilizar indistintamente para calentar o refrescar un ambiente, edificio, etc.
Es un sistema estructural porque el serpentín tubular va embebido en la propia estructura del edificio.
Es estático porque no hay ningún elemento mecánico que provoque movimientos de aire.
Es una climatización radiante porque la mayoría de su emisión se hace por irradiación, aunque también trabaja por absorción y convección.
La potencia media de absorción de un pavimento frío oscila entre 25 y 50W/m² dependiendo de la separación entre tubos, tipo de pavimentos, etc.
Bajo consumo, ya que la potencia de la máquina a instalar es aproximadamente la mitad que en un sistema convencional, lo cual nos permite una menor contratación de la tarifa eléctrica y un menor consumo del sistema.
Es un sistema de funcionamiento permanente, ya que al no tener elementos en movimiento, ni movimientos de aire en el interior de las estancias nos permite un funcionamiento permanente día y noche, evitando de esta manera la acumulación de temperatura en el interior de la vivienda.
Es saludable porque no mezcla el aire de los distintos ambientes evitando de esta forma la propagación por este motivo de las bacterias.
Es limpio porque al no tener movimiento de aire se elimina gran parte de las partículas en suspensión que son las que nos ensucian el interior de las estancias.
Los tres elementos principales que componen el sistema de climatización por superficie son:
El generador
El emisor
Una base aislante soporte de tubos, plastificada, según UNE 1264, en tres espesores, capaz de albergar hasta 24 m de tubo por m² de base, para cumplir las necesidades de cualquier instalación.
Un tubo de Ø12 x 1,4 mm, con barrera antidifusión de oxígeno, capaz de proporcionarnos elevadas potencias y una gran rapidez de reacción de la instalación, permitiendo rebajar el espesor de mortero de recubrimiento hasta solamente 2,5 cm por encima de las nopas de fijación del tubo dependiendo del espesor del elemento base.
Un aditivo para mortero para mejorar la conductividad térmica.
Unos distribuidores fabricados en PPSU, material con muy bajo coeficiente de transmisión, para evitar lo máximo posible la condensación sobre los mismos. Con medidores de caudal para el equilibrado de los circuitos y válvulas termoeléctricas para la posibilidad de la termostatización de las distintas estancias.
El control
El elemento esencial para un correcto funcionamiento de la instalación se divide en dos niveles que son:
Regulación integral
Regulación integral: Se encarga de controlar la temperatura de impulsión del agua a las distintas estancias en función de la temperatura ambiente exterior, interior y de retorno, evitando además los problemas de condensación que pudieran producirse mediante una o dos sondas de condensación. Está equipada además con bomba de circulación, servomotor, válvula mezcladora, programación de dos canales (canal 1: calefacción; canal 2: refrescamiento) y sistema automático de selección de fuente de calor en función de las condiciones de temperatura exterior.
Regulación independiente
Regulación independiente: Consta de una regleta electrónica de conexiones, montada sobre el distribuidor que nos sirve para interconexionar las válvulas eléctricas de cada una de las estancias, al termostato correspondiente de la misma estancia y además cuando todos los termostatos están cerrados lleva dos relés con contacto libre de potencial; uno de control de bomba de circulación y otro la fuente emisora.
SUELO REVERSIBLE FRIO-CALOR
La separación entre tubos para uso de frío / calor debe situarse ente los 4 cm. y los 16 cm., según las necesidades térmicas de cada local.
La forma de instalación de los circuitos siempre hay que hacerla en espiral doble.
La capa de mortero debe ser tan fina como sea posible. Recomendamos entre 2,5 y 3,5 cm. de espesor por encima de los tubos y debe de realizarse con el aditivo adecuado para frío.










RECOMENDACIONES
La temperatura de superficie de suelo en verano no debe ser inferior a 19ºC. Con esta temperatura se produce un intercambio térmico importante, tanto con los paramentos verticales y elementos colocados encima del suelo, así como con los propios pies de las personas.
En los cuartos de baño o locales húmedos, el sistema de climatización por superficie debe llevar una regulación específica durante la época estival, debido a que la humedad relativa en estos locales es demasiado elevada, pudiendo producirse condensaciones en la superficie del suelo.
Cuando se utiliza a la vez suelo y techo fríos, la regulación debe ser única para ambos sistemas.
Cuando se usen válvulas mezcladoras proporcionales, como el caudal en el sistema emisor es variable, debido a la mezcla con el retorno que determine en cada momento el equipo de regulación, el depósito de inercia debe cubrir el 100% del caudal necesario para la máquina.
Con enfriadoras convencionales debe de tenerse en cuenta el caudal mínimo de la misma, para determinar el tamaño del depósito de inercia.
ESQUEMAS
Clásico

















Dinámico

















Seco

















Industrial