10.10.12

ARMADURAS PARA HORMIGONES

Publicamos seguidamente diversas consultas recibidas en el Gabinete Técnico relacionadas con la ejecución y el control de calidad de las armaduras para hormigones.

¿Cuáles son los pesos nominales de las barras corrugadas y dónde pueden consultarse?
Las secciones y los pesos nominales de los aceros B400S, B500S, B400SD y B500SD son iguales. Sus valores vienen indicados en las Normas UNE 36068:94 y UNE 36065:2000 EX y son los siguientes:


¿Se pueden mezclar en un mismo elemento estructural aceros con diferente límite elástico?
El apartado 66.1 de la Instrucción de Hormigón Estructural, EHE, establece que debe evitarse el empleo simultáneo de aceros con diferente límite elástico. No obstante, cuando no exista peligro de confusión, podrán utilizarse en un mismo elemento dos tipos diferentes de acero para las armaduras pasivas:
uno para la armadura principal y otro para los estribos.

¿Se pueden mezclar en un mismo elemento estructural aceros “S” y “SD” de la misma calidad?
Calidad Siderúrgica, sociedad de las industrias del sector siderúrgico en el campo de la calidad (www.calsider.es), entiende que para una misma calidad (límite elástico 400 N/mm2 ó 500 N/mm2) las características mecánicas de los aceros soldables con características especiales de ductilidad “SD” engloban a las de los aceros soldables de ductilidad normal “S” pero, además, los aceros “SD” tienen unas características adicionales de ductilidad de las que carecen los “S”.
Si la estructura se ha proyectado con un acero “S” y en obra se han mezclado aceros de la misma calidad “S” y “SD”, no habría ningún problema pues la mezcla de ambos aceros hace que el comportamiento de la estructura sea el correspondiente al acero más débil, esto es, al “S”.
Si, por el contrario, el proyecto se calcula con un acero “S” y se sustituye en la obra por el “SD”, la ductilidad de la estructura se incrementa considerablemente respecto a la obtenida con la utilización del acero “S”.
El caso contrario no podría realizarse, es decir, si el proyecto se calcula con un acero “SD” y se sustituye en la obra por el “S”, la ductilidad de la estructura se vería reducida respecto a la considerada en el proyecto y el margen de seguridad global disminuiría ampliamente.

¿Qué criterios deben seguirse para la formación de lotes de ensayos de acero en el control a nivel normal?
El apartado 90.3 de la Instrucción de Hormigón Estructural, EHE, establece que las armaduras se dividirán en lotes que correspondan a un mismo suministrador, designación y serie.
Se definen las siguientes series:
Serie fina: diámetros 6, 8 y 10 mm.
Serie media: diámetros 12, 14, 16 y 20 mm.
Serie gruesa: diámetros 25, 32 y 40 mm.
En el tamaño máximo del lote se distinguirá si el acero está certificado (dispone del derecho de uso de la marca AENOR) o no. En el primer caso, el tamaño máximo será de 40 T y en el segundo de 20 T. Asimismo, si el acero dispone de certificado, los resultados del control deben ser conocidos antes de la puesta en uso de la estructura, mientras que en caso contrario debe disponerse de los resultados antes del hormigonado de la parte de obra correspondiente.
En el siguiente cuadro se resumen estas especificaciones:


Respecto de los ensayos a realizar, se tomarán dos probetas por cada lote, para sobre ellas comprobar:
Sección equivalente.
Características geométricas.
Doblado-desdoblado.

(Obsérvese que no aparece el ensayo de doblado simple que sí prescribía la EH-91).
Además, la EHE establece que, al menos en dos ocasiones durante la realización de la obra, se determinará el límite elástico, carga de rotura y alargamiento en rotura, como mínimo en una probeta de cada diámetro, tipo de acero y suministrador.
Sin embargo, en el control a nivel normal del acero, la Dirección General de Arquitectura y Vivienda de la Generalitat Valenciana considera suficiente para la justificación de recepción de productos certificados, el que esta determinación se efectúe en una probeta, correspondiente a cada suministrador, designación y serie (apartado nº 6 de la Instrucción 1/1999 de la D.G.A.V.). Para los restantes ensayos, según la D.G.A.V., se estará a lo dispuesto en la EHE.

¿Es posible el empleo de barras corrugadas sin certificación de adherencia en obras de hormigón estructural?
La Comisión Permanente del Hormigón aclara a este respecto que la EHE, en su artículo 31.2., establece la obligatoriedad de la certificación de adherencia para las barras corrugadas.
De esta circunstancia, se deriva una serie de consecuencias, entre las que cabe destacar las longitudes de anclaje y solapo inferiores a las prescritas en otros códigos. Por lo tanto, cuando se pretenda el uso de los procedimientos de cálculo, ejecución y control establecidos en la EHE, será imprescindible la utilización de aceros en posesión de la correspondiente certificación de adherencia. Dicha certificación de adherencia deberá ser otorgada por algún organismo de entre los autorizados en el artículo 1º de la Instrucción de Hormigón Estructural para conceder el certificado de conformidad a la EHE (CC-EHE).

Gustavo Furest Aycart
Arquitecto Técnico
Responsable del Gabinete Técnico del COAAT Alicante