25.5.11

PROYECTO DE AMPLIACION DEL IVAM

El Instituto Valenciano de Arte Moderno decide ampliar su edificio actual, creado en 1986 por la Generalitat Valenciana, para conseguir un espacio poli funcional que albergue las nuevas necesidades del primer museo de arte moderno existente en España. Esta ampliación, prevista desde la creación del edificio original, esta orientada a cubrir nuevas necesidades expositivas y funcionales.
El edificio en general necesita mejorar sus dotaciones y conseguir una verdadera relación del espacio museo con el entorno inmediato.
La creación de nuevas galerías de exposición y un incremento en la superficie de almacenamiento de arte, forman parte indiscutibles de sus necesidades más importantes. Destacando, además, la necesidad de crear un área destinada a talleres didácticos y más espacio para departamentos básicos del museo.
También, la necesidad inminente de crear un auditorio polivalente y con mayor capacidad.
La definición del programa edilicio dio lugar a conseguir el estudio de arquitectura que materialice el concepto. Para ello se decide buscar profesionales con prestigio internacional y con experiencia en museos. Pero, con la condición de no haber realizado obras en España.
El equipo elegido, formado principalmente por los arquitectos Ryue Nishizawa y Kazuyo Sejima (SANAA), presentó en su oportunidad hasta 9 estudios de partida. El esquema definitivo consiguió aumentar el área útil del edificio y dotarlo de personalidad singular.

Características generales del nuevo edificio
El diseño para la ampliación del IVAM consiste en respetar el edificio existente y generar nuevos espacios públicos dentro de una estructura denomina “la piel” que engloba todo el espacio. Se crea una terraza abierta al público y una galería de esculturas. Además, se dota de cuatro accesos al museo y se potencia la relación con el barrio de “El Carmen” con tiendas, café, jardín de esculturas y el auditorio.

¿Como funciona la piel?
La “piel” forma parte de la estructura del edificio, permitiendo crear un nuevo concepto de museo con una mayor relación entre los espacios interiores y exteriores. Su envolvente posibilita el funcionamiento como espacio de exposición a través de su terraza y explanada con un total de 8.000m2 útiles.
La característica principal de la “piel” es actuar como filtro, transformando vientos fuertes en suaves brisas; protegiendo de la acción directa del sol. Transformando la luz directa en un ambiente luminoso.
Este factor permite obtener mejores condiciones ambientales. Suavizará el frío del invierno y hará menos intenso el calor del verano.
La piel, en definitiva, se hace necesaria para el disfrute de la terraza y explanada pero también convierte al IVAM en una de los edificios más emblemáticos de Valencia.

Un socio español
A lo largo de la historia de un estudio de arquitectura aparecen oportunidades únicas que marcan un antes y un después en el funcionamiento de su equipo de trabajo. Ganar un concurso de arquitectura suele traer consigo grandes transformaciones y una completa revisión del método de trabajo.
Para el estudio de arquitectura AIA, de Valencia, haber ganado el concurso para la creación del proyecto de la ampliación del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) le ha permitido trabajar junto al prestigioso equipo japonés formado por Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa (SANAA). Al entrevistar a Maria José Riera, responsable del equipo valenciano, aseguró que debieron cambiar muy pocos elementos de su forma de trabajo para entenderse con el equipo japonés. De hecho, destacó lo sencillo que resultó trabajar en conjunto destacando como única curiosidad la necesidad de resolver algunos detalles constructivos al inicio del proyecto. Inclusive, eso fue uno de los requerimientos que más resalto el equipo japonés al momento de buscar un socio local para este proyecto. Se debe tener en cuenta que el IVAM realizó el encargo de forma directa al equipo japonés pero, con la intención de crear un concurso para conseguir un socio local y así llevar a cabo el proyecto.
Debido a la complejidad del proyecto y la necesidad inminente de contar con equipos de apoyo externos como ingenieros y otros técnicos fue necesario marcar las pautas y condiciones para la creación y manejo de planos técnicos digitales. Elaborar un listado de capas a utilizar, determinar la tabla de colores e incorporar, como medida imprescindible, la utilización de referencias externas han sido algunos de los elementos esenciales para diseñar la plantilla de trabajo.
Por otra parte, Internet ha sido la plataforma de comunicación elegida, permitiendo fluidez y eficacia para compartir archivos y realizar consultas a través del correo electrónico. La utilización de servidores FTP ha sido esencial para contener y compartir archivos con todos los equipos de trabajo simultáneamente.
El equipo valenciano, formado por un nutrido grupo interdisciplinario y de varios países, acostumbrado a trabajar en proyectos de gran envergadura y con notable adaptabilidad a nuevos emprendimientos supo comprender las necesidades del equipo japonés. A lo largo del proceso, se fueron agregando nuevos profesionales y colaboradores según el proyecto lo requería pudiendo cumplir satisfactoriamente con todas las etapas de la obra. Según María José Riera, quien pudo conocer en persona al equipo japonés, la única diferencia que pudo observar in situ entre ambos grupos de trabajo ha sido la extremada disciplina que ellos demuestran, rayando más el aspecto cultural que técnico; considerando que en lo demás la forma de trabajo es muy similar. Aunque también ha resaltado como ellos, en apariencia, parecen recurrir con más facilidad a las maquetas arquitectónicas para estudio de forma y presentación, e inclusive su marcada tendencia a la utilización de estaciones de trabajo Mac frente a plataformas PC.
El proyecto en general y la creación de todos los planos técnicos han sido creados íntegramente en AutoCAD; inclusive para modelar en 3D. Para crear imágenes renderizadas del modelo se ha recurrido a 3D Studio Max aplicando materiales e iluminación acorde al proyecto. Para el estudio de incidencia de los vientos en “la piel”, como se le denomina a la estructura envolvente traslúcida que caracteriza a este proyecto, se han realizado estudios con la maqueta 3d digital en aplicaciones de otros fabricantes para lograr simulaciones de viento.
El nuevo edificio del IVAM es el resultado de un trabajo en equipo donde las fronteras han desaparecido gracias a la tecnología y a la comunicación. Contar con herramientas adecuadas permite un flujo de trabajo eficaz y un alto grado de rendimiento. Desde un punto de vista exclusivamente técnico, el estudio a cargo del proyecto a echado mano a las herramientas que más conocía y ha sabido sacar partido de ello.
Dibujar con AutoCAD, compartir archivos DWG con los planos técnicos a través del correo electrónico o servidores FTP han sido el hilo conductor de la comunicación y participación. Actualmente el estudio de arquitectura valenciano estudia la posibilidad de incorporar Architectural Desktop en su trabajo diario para intentar aprovechar las ventajas de este programa y mejorar su productividad en nuevos emprendimientos.

Por otra parte, Autodesk, conociendo las necesidades de los estudios de arquitectura que, como este ejemplo, necesitan trabajar en equipo compartiendo información a diario con otros profesionales ofrece una gama de productos propios que cubren todas estas necesidades. Architectural Desktop, como aplicación exclusiva para arquitectura (basándose en AutoCAD como motor de trabajo) facilita la creación de innumerables objetos arquitectónicos en un entorno de trabajo ideal. Buzzsaw como solución específica para compartir archivos a través de Internet con servidores FTP propios y bajo un control absoluto sobre los perfiles de usuarios permite establecer vínculos con clientes y proveedores de forma sencilla, segura y eficaz. Además, la incorporación de archivos DWF para presentar y compartir proyectos de arquitectura permite contar con una herramienta superior a otros formatos estandarizados por estar diseñados específicamente para planos técnicos. En definitiva, para Autodesk, conocer como trabajan sus clientes, estar cerca de ellos en las diferentes etapas de proyecto, es la manera de descubrir sus problemas y necesidades para poder ofrecerles soluciones y servicio. Para cada problema técnico, una solución, es la meta que persigue Autodesk.

Escrito por Milton Chanes para Autodesk S.A.